Untitled Document

Si entendemos cómo funciona la venta de bienes inmuebles en países como Canadá y los Estados Unidos, es costumbre desde hace mucho tiempo que los vendedores firmen un contrato de venta exclusiva con algún agente de bienes raíces con licencia. Ese agente inmobiliario, también conocido como REALTOR®, anunciará la propiedad en la bolsa inmobiliaria de la junta local de bienes raíces, que prácticamente abarca casi todos los anuncios de las propiedades en venta de dicho mercado. De esta manera los consumidores y los agentes inmobiliarios por igual, saben a dónde ir a buscar propiedades en venta y encontrar la información de mercado necesaria para que la industria funcione de forma eficiente.

Antes de lanzar una propiedad a la venta, debemos conocer las limitaciones del mercado inmobiliario de Guadalajara, que hasta el momento no funciona tan eficazmente como los Estados Unidos o Canadá. En comparación, el mercado de bienes raíces en México en general, ha sido un mercado no regulado hasta hace poco. Actualmente no existe todavía una sola bolsa inmobiliaria o servicio de multi-listado único (MLS, por sus siglas en ingles). Es muy probable que falten varios años para que el mercado evolucione a tal grado.

En nuestra ciudad es común encontrar contratos abiertos con varias agencias indistintamente, en los que un mismo vendedor les permite a distintos agentes inmobiliarios promover la venta de su propiedad sin compromisos, lo que prolonga la ineficiencia del mercado. Afortunadamente en Guadalajara, existen asociaciones de agencias inmobiliarias que manejan bolsas comunes y que facilitan la movilidad del mercado, exigiendo mutuamente entre asociados el comercializar únicamente propiedades en exclusiva.

En cualquier caso, una agencia exclusiva es la sana práctica que más conviene a todas las partes interesadas en las transacciones inmobiliarias: vendedor, comprador, abogado, acreedor, agente depositario y el agente de intermediación.

Nos interesa subrayar algunos de los beneficios de contar con la representación exclusiva de un agente, para los dueños de las propiedades a saber: una mejor rendición de cuentas, compromiso, lealtad, comunicación efectiva, mejores negociaciones, entre otros. En general, en un listado abierto o no exclusivo, el vendedor no puede suponer ninguna de dichas ventajas. Una de las consecuencias no deseadas de un listado abierto es que ningún agente tiene el deber ni la obligación de promocionar la propiedad del vendedor ni de invertir en publicidad. Lo que generalmente sucede es que la propiedad se incluye en algún listado con todas y con ninguna al mismo tiempo. Se carece de control y compromiso, no hay “quid pro quo” o reciprocidad para los mejores esfuerzos o lealtad del agente de intermediación.

Como analogía podemos decir que un listado abierto es como si usted tuviera 10 abogados que lo representan en un mismo juicio, pero cada uno trabajando con independencia de los demás, sin estrategia ni ejecución.

Considere que bajo un contrato de representación exclusiva con Guadalajara Sotheby's International Realty, nos obligamos a realizar esfuerzos continuos para encontrar al comprador de su propiedad y a obtener las mejores ventajas posibles para usted. Estamos comprometidos de manera efectiva como su asesor confiable, sujetos a los deberes éticos de obediencia, lealtad, divulgación, confidencialidad, rendición de cuentas y cuidado razonable.

Asumimos con responsabilidad la rendición de cuentas, por la venta de su propiedad, lo que resulta en un esfuerzo de comercialización coherente y consistente. Bajo un contrato de representación exclusiva, usted puede esperar de manera razonable la mejor ejecución de su transacción inmobiliaria.

De manera gráfica le exponemos algunas de las diferencias más evidentes entre un listado abierto o no exclusivo y la representación exclusiva de Guadalajara Sotheby's International Realty ("GDL SIR") en la siguiente tabla. Para contactarnos y conocer más de nuestra representación de venta exclusiva, haga clic aquí.

­